Destinos, Restauración y Enoturismo
Destinos, Restauración y Enoturismo

«La correcta etiqueta para los eventos y cenas de Navidad», curso en el Museo Cerralbo

Diciembre, mes de la Navidad, de los eventos y las celebraciones: Cenas de empresa, cócteles, reuniones familiares, etc. Qué mejor contenido para estas fechas que un curso dedicado a la etiqueta en los eventos y en las cenas de Navidad. 

El pasado día 1 tuve la oportunidad de conocer más en detalle acerca de la etiqueta en los eventos de la mano de Miguel del Amo, un profesional y enamorado del protocolo que ha participado en numerosos eventos y proyectos, compartiendo también esta formación y experiencia mediante su actividad docente.  

Además de la materia y el profesor, la idoneidad del entorno posibilitaron una mañana muy especial. Las paredes del Museo Cerralbo, la preciosa casa-palacete del Marqués de Cerralbo traslada a sus visitantes a la forma de vida de una familia aristocrática de finales del S. XIX. El marco ideal para saber más sobre la etiqueta para eventos.

 

Pero, ¿qué es la etiqueta? La etiqueta es ese conjunto de reglas y formalidades, especialmente en cuanto a vestuario y complementos se refiere, por los que se rigen ciertos actos públicos oficiales y solemnes.

Algunas de las recomendaciones sugeridas por Miguel en referencia a la etiqueta fueron “vestir impecable, pero permitir que el atuendo se mueva con libertad”, “nunca sentirse y actuar encorsetados” o “nunca vestirnos con algo que no vaya con nuestra personalidad”.

ORIGEN E HISTORIA DE LA ETIQUETA

Para hablar de etiqueta, debemos retroceder a la antigüedad, donde ya había unas normas en la indumentaria por parte del jefe de la tribu. 

Las clásicas túnicas griegas y romanas sirvieron de inspiración siglos más tarde a marcas de élite como Versace, con su gusto por vestir a sus clientas como diosas griegas.

El ceremonial, inventado por los egipcios, tuvo su continuidad con los romanos, que empezaron a vestir al hombre con armaduras, y en la Edad Media con las normas de cortesía.

Sin embargo, para encontrar el origen del protocolo y la etiqueta en España hemos de remontarnos al Romanticismo, con el fallecimiento de Fernando VII y el comienzo del reinado de Isabel II, de gusto afrancesado.

El Romanticismo fue el movimiento de la contradicción. Por un lado, la inestabilidad y la indagación en lo más oscuro del ser humano, por otro la búsqueda incesante de la belleza con la perfección del mundo clásico.

«El caminante sobre el mar de nubes» de David Friedrich, emblema del Romanticismo. Foto www.alponiente.com

En el inicio del Romanticismo en España, y de la etiqueta, tuvo una especial incidencia el cuadro “La familia de Jorge Flaquer” de Joaquín Espalter, 1840-45, ya que aparece la familia materna del fundador del Museo del Romanticismo, Benigno de la Vega-Inclán.

Esta época inventó y popularizó complementos como las puntillas, los guantes, el abanico, el pañuelo o los brazaletes de malla, entre otros. Accesorios imprescindibles de la época que junto a las normas de protocolo otorgaban a dichos objetos un lenguaje propio.

Por otra parte, y en cuanto a los objetos, empezaron a aparecer teteras, libros encuadernados, tapetes, relojes pequeños, etc. útiles que mostraban el espíritu romántico por parte de la burguesía.

En cuanto a vestimenta y apariencia, el Romanticismo fue el origen del esmoquin y el frac en hombres, y de los peinados en bandó, los escotes o los abanicos de plumas, entre otros, en las mujeres.

La pasión de Miguel por el Romanticismo y la etiqueta en actos sociales nos transportó a la época romántica donde proliferaba la música en el Teatro Real, el espectáculo y las murmuraciones en los palcos de éste.

Era el tiempo de los abanicos y sus códigos. Según el material del que éste estuviese hecho, tenía un significado. Según fuese de nácar, marfil o azabache, esto quería decir que la mujer era casada, soltera o viuda.

También tuvimos la oportunidad de saber más sobre la crinolina o el miriñaque, una moda incómoda y opresora que las mujeres acomodadas del S. XIX utilizaban debajo de la ropa, por lo que más tarde utilizarían las polainas y sobrefaldas que cubrían y protegían la piel.

La moda de la crinolina derivó más finalmente en el polisón, menos perjudiciales por la opresión pero igualmente incómodos por la cantidad de telas, enaguas, encajes, drapeados, lazos y pasamanerías que éstos requerían.

Vivien Leigh y Hattie McDaniel en un escena de la película «Lo que el viento se llevo». Foto de www.filasiete.com

LAS NORMAS DE LA ETIQUETA EN ESPAÑA PARA CUALQUIER TIPO DE EVENTO

Trasladándonos a la parte práctica de la aplicación de la etiqueta en la actualidad, tuvimos la ocasión de saber más sobre el chaqué en el hombre y el vestido o traje corto en la mujer, y en qué ocasiones se utiliza.

Chaqué. Foto www.vestirseporlospies.es
Chaqué. Foto www.vestirseporlospies.es

Asimismo, conocimos el uso del esmoquin, conocido como Tuxedo en Estados Unidos, debido a que éste era el nombre que recibía un club de baile donde se exigía el uso del esmoquin. De la mano de Miguel nos transportamos a Saville Row en Londres, el paraíso del buen vestir al estilo británico que hoy lucha por sobrevivir frente a las nuevas tendencias globales con marcas como Abercrombie. El uso del esmoquin se corresponde con el vestido de largo en mujer.

También tuvimos la oportunidad de saber más sobre el frac y cómo se colocan las condecoraciones y la banda en éste (en España del lado derecho al izquierdo), así como su correspondencia con el vestido de noche o de gran gala en la mujer.

Haciendo un pequeño guiño a lo auténtico, no sólo nos transportamos a Savile Row sino también a Capas Seseña en la madrileña Calle de la Cruz, originaria de 1901 y visitada por personalidades de la talla de Grace Kelly, Elizabeth Taylor, Madonna, Michael Jackson o Picasso. Como curiosidad, en la tienda cuentan con un espejo de época que tiene ya 115 años.

El discreto y socorrido traje oscuro (siempre abotonado en el botón del medio y algunas el superior), tiene su correspondencia femenina en el cocktail dress o en el evening dress, cuyo volumen fue introducido en esta versión por Balenciaga y Dior.

 

 

 

Vestido de gala. Foto www.pronovias.com
Vestido de gala. Foto www.pronovias.com

 

ALGUNOS COMPLEMENTOS ACORDES AL VESTUARIO Y LA OCASIÓN

Sombrero, que antiguamente denotaba una buena posición social. Hoy en día, su uso es cada vez más frecuente.

Guantes, en España deben ser retirados para saludar, a diferencia de en Reino Unido.

Maquillaje, después de una época en la que cayó en desuso y en mala reputación, fue reivindicado con éxito por Coco Chanel hasta nuestros días, haciendo resurgir la industria de la cosmética. Lee aquí 9 cosas que la gran diseñadora hizo por las mujeres, democratizando la moda a nivel social y de género. 

Joyas y perfume, deben ser utilizados igual que otros complementos. Sencillez por la mañana y algo más vistoso por la noche.

Bolso, hay que en el anterior, hay que buscar un equilibrio, de mayor tamaño en la mañana a menor en la noche.

Corbata, de origen croata, la corbata debe ser de primera calidad. Es el complemento más utilizado y el más elegante. Los nudos más utilizados son el Windsor y el doble Windsor.

Mantilla y peineta, seña de identidad de la mujer españoles utilizada en ocasiones muy especiales. La primera en bodas, Semana Santa y fiestas populares, y la segunda, la media y baja, para actos serios como funerales y visitas al Papa, y la alta, más adecuada para actos festivos, bodas y otro tipo de celebraciones.

En definitiva, disfrutamos de una mañana muy agradable descubriendo todos los secretos de la etiqueta en el vestir y en el comportamiento social en eventos, curso que tuvo continuidad el pasado 15 de diciembre con «La etiqueta en la mesa de Navidad».

Algunos consejos que Miguel nos proporcionó para no fallar en la decoración de eventos y cenas de Navidad fueron: 

  • Evitar los manteles de colores y utilizar el blanco, que aporta mayor luminosidad a la mesa y menor sensación de acumulación de objetos. 
  • Preferible colocar centros de mesa que no sean demasiado altos, para poder mirar a los ojos al resto de comensales. Baja altura y poco voluminosos. 
  • Flores frescas, nunca secas, pero sin olor por respeto al vino y a los alimentos. 
  • En mesas informales, jugar con los colores y reciclar elementos que ya no utilizamos. Utilizar elementos de la naturaleza, ramitas, hojas, corcho, fieltro… y hacer caminos con esos materiales. 
  • Las velas para las cenasprotegidas para no quemar el mantel. 
  • Utilizar la tarjeta marcadora de manera original para señalar dónde se sitúa cada invitado. 
  • Junto a las diferentes copas de vino, no olvidar colocar un vaso de agua, cada vez más usual en las mesas actuales. 

Gracias al Museo Cerralbo por tan magnífica organización, y Miguel del Amo por el conocimiento, la experiencia y el entusiasmo que emplea en sus cursos, así como por aconsejarnos en las mejores ideas que pondremos en práctica estas fiestas ¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo! 

 

Si te gusta, compártelo
Email to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.